18 de Enero, 2018                      

VIOLENTA PROFANACIÓN Y ROBO DE LA CORONA DE LA MATER EN NUESTRO SANTUARIO BELLAVISTA.

  

 

“Mi querida y pequeña Mariengard, cumpliré tu deseo, cuando tu corazón y el de toda la Familia se transforme en un “Jardín de María”

Así respondía el Padre Kentenich ante el deseo de que fuera liberado de los Nazis en la cárcel en Coblenza. Hoy esas palabras cobran vida y nos llevan a dar un paso más allá luego de que nuestra Madre y Reina fuera víctima de delincuentes que ingresaron este Jueves 18 de enero de 2018 al Santuario para robar su corona.

Un momento violento del que tanto guardias como hermanas de María fueron víctimas, mientras el Santo Padre coronaba a la Virgen del Carmen en Iquique, nuestra Madre era descoronada de forma violenta.

Un dolor inmenso que como familia de Schoenstatt sentimos en lo más profundo de nuestro corazón, en un día en que renovamos nuestra Alianza, a días de celebrar el segundo Hito de nuestra historia.

Entonces, donde está la Mater en todo esto?.. en todo! Está en ese paso adelante, en el Poder en Blanco, en la Confianza Divina; como hijos e instrumentos suyos debemos poner nuestro propio corazón para que Ella vuelva a erigirse como Reina y Madre Victoriosa; debemos redescubrir nuestra tarea como hijos predilectos de Ella, y convertirnos en Coronas Vivas para que vuelva con Victoriosidad a relucir una Corona de corazones entregados a su poder y bondad.


Luego de los peritajes de Carabineros en el Santuario, se realizó una Misa de desagravio presidida por el Padre Joaquín Alliende en el Santuario por lo sucedido.

Más tarde toda la Familia de Schoenstatt, de todos los países alrededor del mundo nos brindaban sus mensajes de apoyo, se unían en oración apenados. Como Coronas Vivas nos unimos para celebrar la Santa Misa de Desagravio y Alianza presidida por el Padre Fernando Adriasola, para decirle a la Mater una vez más: “Aquí estamos Madre, qué necesitas de nosotros”.


Nos decía el P. Fernando: Cómo la Mater querrá de nuevo que nosotros la coronemos, pero no la coronemos como algo simbólico; que volvamos a hacerla la Reina de nuestras vidas, voy a decir una cosa que es un poquito fuerte: Que Bellavista se tome en serio su ser Bellavista, y que si hemos perdido la corona; sin sacar conclusiones rápidas; si podríamos decir parece que nosotros porque la Mater nos estuviera pidiendo que nosotros nos tomemos más en serio esta tierra. A cuántos de nosotros nos impulsaría a sellar un Poder en Blanco…

Luego todos fuimos hacia el Santuario, para pedirle perdón a la Mater y volver a poner nuestro corazón y capital de gracias para que Ella Reine sabiendo que sus hijos velarán por su cuidado; para que en el gesto de tocar el Santuario, cada uno fuera responsable de reconquistar su Corona.


“Acepta pues la corona y si Tú después también nos quieres regalar una corona, que ese signo nos recuerde siempre que hemos tomado sobre nosotros la responsabilidad y que, en total dependencia tuya, nos arriesgamos valientemente en todas las luchas que Dios Uno y Trino haya previsto para nosotros. “ (Oración de Coronación, P Kentenich 1949)


Confiados, damos ese paso adelante; juntos y comprometidos para vivir la Confianza Divina desde este dolor, hacia la victoriosidad; y confiados en que mientras más se difunda, de alguna manera nos estarán ayudando a encontrar cualquier pista que nos lleve a recuperar la corona.

Agradecemos a todos quienes nos han apoyado, con sus oraciones, con difundir; a los medios de comunicación. A todos quienes se unieron en Red de Santuarios en la Misa de Desagravio y Alianza desde muchos países como México, Perú, Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, Portugal, Paraguay, México, Estados Unidos, Alemania, Francia, España entre otros y muchas ciudades a lo largo de nuestra familia Chilena; a todos ellos nuestros agradecimientos y seguimos unidos en oración.

Revive aquí la Santa Misa de Desagravio a las 17:00 hrs: Padre Joaquín Alliende y la Santa Misa de Desagravio y Alianza a las 20:00 hrs Padre Fernando Adriasola.