05 de Diciembre, 2017                      

12 DE DICIEMBRE 1904 - NACIMIENTO DE JOAO POZZOBON

  

 

“Sólo me siento grande, cuando estoy arrodillado en Tu Santuario de la Educación Espiritual”

Joao Luiz Pozzobon nace en Rio Grande Do Sul, Brasil, el 12 de diciembre de 1904.Es en 1947 cuando su vida se cruza con la trayectoria mariana del Movimiento de Schoenstatt, a través de los Padres Palotinos. Comienza su formación con las Hermanas de María y el Padre Palotino Trevisan y participa de la bendición de la primera piedra del Santuario Tabor, a donde asiste el Padre Fundador. 

“Comprendí el origen, quería ser como los primeros congregantes y dar la vida para que la Santísima Virgen se instale aquí con sus gracias…me sentía como un pequeño alumno del Padre…” Joao sella su Alianza de Amor con María un 11 de abril de 1948, el mismo día de la Bendición del Santuario Tabor.

Sin duda el encuentro entre don Joao y el Padre Esteban Uriburu, marca una nueva etapa en la gran tarea que iniciase La Virgen a través de la Campaña. El P. Esteban, descubre en Joao Pozzobon, un instrumento dócil y totalmente identificado con su misión.Encarna, vive lo que anuncia.

 “Estoy convencido que el fuego que se encendió en Santa María y que mantuvo encendido durante 34 años, don Joao Pozzobon, va a ir al mundo entero, va a armar un incendio en el mundo…Hay que invadir los corazones, las familias, los medios de comunicación…Que el rosario nos ayude a mantener vivo ese fuego.” (P.Esteban Uriburu).

 

Inicio de la Campaña de la Virgen Peregrina

¡Ella es la gran misionera! ¡Ella obrará milagros!”.  Esta frase de San Vicente Pallotti, aplicada por el Padre José Kentenich al trabajo de João Pozzobon, comprobó ser verdadera: la Virgen Tres Veces Admirable, en su imagen peregrina, abrió el corazón de muchas personas a su Hijo Jesús, obrando milagros de conversión.

Fruto del 31 de mayo
La Campaña de la Virgen Peregrina nació en un marco histórico de Schoenstatt muy específico: el 31 de mayo de 1949 y los viajes internacionales del Padre Kentenich. La Campaña es una respuesta a los anhelos que movieron al Padre Kentenich: el deseo de tener aliados para la misión, de expandir y popularizar la Alianza de Amor, de complementar y enriquecer Schoenstatt a través de un gran movimiento popular de peregrinos y de vivir el organismo de vínculos a lugares, personas, valores, a una misión. La Campaña es una nueva Visitación de María a nuestros tiempos. María se pone en camino urgida: “Surgió María y se encaminó presurosa”.

El Burrito de la Mater
En 1950 el Santo Padre Pío XII ha convocado un Año Santo en toda la Iglesia universal. El 1º de noviembre tendría lugar la solemne proclamación  del dogma de la Asunción de la Santísima Virgen María. Durante los primeros días de Septiembre, Joao, como un parroquiano más participaba de ejercicios espirituales dictados para unos cien hombres. El padre Trevisán y la Hna. M. Teresinha hablaban de la importancia del rezo del Santo Rosario. A fin de impulsar una cruzada de oración en las familias, hicieron preparar imágenes de gran tamaño de Nuestra Señora de Schoenstatt, para que peregrinaran por las familias de la parroquia.

El 10 de Septiembre, durante este día de retiro, fueron bendecidas dos imágenes grandes por el P. Trevisán en el Santuario Tabor.  Pozzobon partió a su casa por un momento y luego, al regresar al Santuario, se encontró con la Hna. Teresinha, con otra Hna. de María y un grupo de jóvenes, que venían saliendo de la capillita. Pozzobon fue invitado a rezar con ellos el primer Rosario en casa del señor Ladelino Viegas, padre del sacerdote Osvaldo V. Joao aceptó la invitación y a su término, la Hermana Teresinha le dijo: “Esta imagen queda a su cuidado. No es necesario que rece el Rosario todas las noches. Solo deberá cuidar que Ella peregrine de casa en casa”.

¿Quién podía vislumbrar lo que allí estaba naciendo? A menudo las cosas más grandes tienen así comienzos muy pequeños. Joao Pozzobon aceptó el ofrecimiento y nos dice: “Pero después vino mi parte. Ella me confió esta imagen, depositó en mí toda su confianza. Ahí me sentí responsable, y me comprometí a rezar el Rosario todas las noches”. Su entrega a esta gran misión la selló con su Poder en Blanco el 18 de octubre de ese mismo año, donde el Obispo les habló sobre el sentido de la tarea de ser víctimas para la santificación de las familias, simbolizándola con la entrega de un crucifijo.”

Gracias a su fidelidad, miles de familias en el mundo entero reciben hoy la Virgen Peregrina, se unen en oración, descubren mejor a Jesús y gozan de las gracias del Santuario de Schoenstatt.

En la mañana del 27 de junio de 1985, el diácono Joao Luiz Pozzobon fue atropellado por un camión en medio de un espeso manto de niebla, cuando se dirigía al Santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt para participar de la Santa Misa, tal como lo hacía diariamente, pocos días después de haber ofrecido una vez más su vida para que la Campaña se tornase internacional.

El 12 de Mayo del 2009, el padre Argemiro Ferracioli, sacerdote de Schoenstatt en Santa María, Brasil, emprendió un viaje con destino a Roma cargando 5 maletas, con 130 kilos, que contenían las 10.855 páginas que describen la vida, virtudes heroicas y fama de santidad de Joao Luiz Pozzobon. Así el 18 de ese mismo mes - día de Alianza - el postulador de la causa aterrizó en la ciudad eterna, cerrando un ciclo de 14 años de trabajo y que actualmente lleva la causa para su canonización.