13 de Octubre, 2017                      

2017 AÑO DEL PADRE: PADRE KENTENICH EN OCTUBRE


  
  

 

18 de Octubre de 1914
Fundación del Movimiento de Schoenstatt y primera Alianza de Amor.

El P. Kentenich da una plática a los jóvenes de la Congregación Mariana donde les propone "una secreta idea predilecta": hacer "suave violencia" a la Santísima Virgen por medio de las contribuciones al capital de gracias, para que ella establezca en el Santuario su trono de gracias.  De este modo se sella una alianza de amor del Padre y los jóvenes con la Santísima Virgen.

Reflexión:
Una idea predilecta que hasta hoy nos lleva a las raíces para comprender y profundizar en el misterio de nuestra Alianza con la Madre y Reina. Una Alianza que nos une y nos sella como instrumentos aptos, como hombres nuevos y discípulos de Cristo para bien de la comunidad y de la Iglesia.

 

14 de Octubre de 1962
Padre Kentenich bendice el primer Santuario Hogar en Milwaukee.

El 14 de octubre de 1962, hace 55 años atrás, nuestro Padre y fundador dijo estas palabras a una familia de Milwaukee en la dedicación de su Santuario Hogar y su ofrenda de sí mismos como Santuarios vivos: "...Así Ella ha encontrado esta tarde su camino a nuestros corazones y hacia nuestra familia. Abrimos ampliamente las puertas, las rejas de nuestros corazones. Animados por un profundo y sincero amor te rogamos: “por favor, Mater, establécete en esta casa – sí; vive aquí y trabaja desde aquí como trabajas desde tus Santuarios de Schoenstatt".

Reflexión:
Por medio de la Alianza con la Mater nos transformamos en sus instrumentos, pero también en Santuarios Vivos en donde Ella también se establece y reparte sus gracias. El Padre Kentenich intuye esta corriente que nace desde Milwaukee y sabe que es un signo maternal de nuestra querida Madre y Reina.

 

22 de Octubre de 1965
Cuarto Hito de Schoenstatt: en la Victoriosidad Divina

El Santo Padre Paulo VI confirmó la resolución de los cardenales del Santo Oficio del 20 de octubre que puso término al exilio del P. José Kentenich, que ya se había prolongado por 14 años.

Reflexión:
Podríamos creer que estos 14 años de exilio fueron como un castigo de la Iglesia al Padre Kentenich; pero él sabía muy bien las consecuencias que podría traer un salto audaz como el que dio el 31 de Mayo. "Quien tiene una misión ha de cumplirla.." y el padre espera en Milwaukee a la respuesta de la Mater. Tiene en su corazón la esperanza victoriosa porque confía en los planes de la Mater.