13 de Octubre, 2017                      

OCTUBRE Y LA VIRGEN MARÍA

  

 

Durante toda nuestra vida la Virgen está presente como Madre y Reina; en este mes de Octubre conmemoramos varias fechas en torno a Ella, y los invitamos a recordarlas.

07 de Octubre: Nuestra Señora del Rosario
El 7 de octubre celebramos a la Virgen María bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario. Es bueno saber que la oración del Santo Rosario se comienza a popularizar gracias a Santo Domingo de Guzmán hace más de ochocientos años. Desde entonces, el Rosario se ha convertido en un eficaz y poderoso medio suscitado por el Señor para fomentar la unión con Jesucristo a través de su Madre, defendernos de las insidias del demonio, fortalecernos en la fe y convertir a los pecadores. En efecto, la recitación diaria del Rosario es fuente de incontables gracias para quien ora, su familia y para el mundo entero. Hoy el Rosario es una de las armas más poderosas para hacer realidad el Señorío del Corazón de Cristo.

 

 

12 de Octubre: Nuestra Señora del Pilar
En la noche del 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando "oyó voces de ángeles que cantaban Ave María, Gratia Plena y vio aparecer a la Virgen Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de mármol". La Santísima Virgen, que aún vivía en carne mortal, le pidió al Apóstol que se le construyese allí una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie y prometió que "permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio". Desapareció la Virgen y quedó ahí el pilar. El Apóstol Santiago y los ocho testigos del prodigio comenzaron inmediatamente a edificar una iglesia en aquel sitio y, antes de que estuviese terminada la Iglesia, Santiago ordenó presbítero a uno de sus discípulos para servicio de la misma, la consagró y le dio el título de Santa María del Pilar, antes de regresarse a Judea. Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen Santísima.

 

 

13 de Octubre 1917: Última aparición de la Virgen de Fátima

En la aparición del día 13 de septiembre, Nuestra Señora anunció a los tres pastorcitos de Fátima: “En octubre haré el milagro, para que todos crean”. El 13 de octubre de 1917, 70.000 personas, incluyendo periodistas, fueron testigos del milagro que había sido anunciado por los tres niños a quien Nuestra Señora se había aparecido.

Al mediodía, tras una fuerte lluvia que paró de repente, las nubes se abrieron frente a los ojos de todos y el sol apareció en el cielo como un disco luminoso opaco, que giraba en espiral y emitía luces coloridas. El fenómeno duró alrededor de 10 minutos y está en la lista oficial de milagros reconocidos por el Vaticano.

El “Milagro del Sol”, como fue conocido ese impresionante evento sobrenatural testimoniado por 70.000 personas, transformó lo que era una mera “revelación privada” en un auténtico llamamiento de Cristo a su Iglesia.

No sólo el contenido del mensaje de Fátima se refería a la Iglesia del mundo entero sino que su propia evidencia se dio públicamente, de manera extraordinaria: el día 13 de octubre de 1917, “el sol bailó” frente a más de 70.000 hombres y mujeres, pobres y ricos, sabios e ignorantes, creyentes y no creyentes. El Milagro del Sol no sólo confirmó las apariciones de María en Fátima: también tiene como objetivo realizar un milagro mucho mayor y más extraordinario que cualquier otro: la salvación de las almas, la conversión de los pecadores; “para que todos crean” en Jesús y, al creer, tengan vida eterna.