10 de Agosto, 2017                      

MES DE AGOSTO: MES DE LA SOLIDARIDAD

  

 

El año 1994 la Iglesia chilena instauró el 18 de agosto como el Día de la Solidaridad. En 2001, con motivo del Centenario del Padre Alberto Hurtado, se decidió dedicar todo el mes de agosto a congregar a los chilenos para ir en ayuda de los más necesitados, respondiendo al llamado realizado por el Santo antes de morir: “al partir, volviendo a mi Padre Dios, me permito confiarles un último anhelo: a medida que aparezcan las necesidades y dolores de los pobres, busquen cómo ayudarlos como se ayudaría al Maestro”.

El Día de la Solidaridad se conmemora el 18 de agosto y se realiza la llamada “Hora Santa” (hora de deceso del Padre Hurtado), donde las personas se reúnen en la tumba del padre Alberto Hurtado a orar en los momentos cercanos a su muerte. A las 15:30 se celebra una misa, que invita a toda la comunidad chilena a unirse en torno a su mensaje.

Nosotros estaremos unidos a esta celebración del día 18, no sólo renovando nuestra Alianza sino que a través de ella; orar e ir en ayuda de quienes más lo necesitan; sobretodo de tantos que hoy migran hacia nuestro país con la esperanza de encontrar un país de hermanos, paz y alegría.

En este mes, aprendamos de esta palabra que a veces suena tan lejana; y se transforme en un lema de hospitalidad que nos enseñe cada día a actuar como comunidad y como una sola familia. "Dar hasta que duela" no es sólo repartir alimentos y frazadas; sino aprender a ver al Cristo de la calle; al que está enfermo; al que está abandonado, al que tiene frío y hambre; y acogerlo de corazón como un "patroncito" que nos hace pronunciar con gentileza: esto es "solidaridad".