18 de Diciembre, 2016                      

MENSAJE DEL DIRECTOR NACIONAL, PADRE MARIANO ESTE 18 DE DICIEMBRE DE 2016

  

 

El Padre Mariano nos invita a tener una mirada más profunda del misterio pronto a vivir, la Navidad.

 “El Dios infinito en misericordia tuvo la osadía de envolverse en pañales” (P Kentenich)

El Señor asumió nuestros desvalimientos y limitaciones y nos dijo con eso, que viene en la misericordia a acoger todas vuestras necesidades; nos dice el padre Mariano, “cuando contemplemos el pesebre, entreguémosle nuestros desvalimientos y necesidades personales, familiares, del movimiento, Iglesia y país, para transformarlas en vida fecunda.


“El aceptar, conquistar y asumir la filialidad,  es lo que hace feliz al hombre, porque hace posible la acción paternal de Dios.” (P Kentenich)

A través de ser niños nos invita a nosotros que podamos conquistar también el ser niños. Y este niño que nace en una familia, nos llama al tiempo de vínculos, con nuestras propias personas que amamos y las que nos aman.

Cada familia es un Santuario donde debe nacer de nuevo la vida, y vida en plenitud.

Es también un tiempo de solidaridad, de caridad; preocuparnos por todos los niños que no nacen, los más vulnerables, familias en situaciones difíciles, que esta Navidad también sea misionera desde nuestros Santuarios que son una cuna de Belén.