12 de Octubre, 2017                      

UN JOVEN, UN SACERDOTE; COMO EL VIENTO Y CON EL FUEGO DE BELLAVISTA HACIA TODO CHILE Y EL MUNDO

 

 

 

En el Año del Padre tenemos la bendición de contar con el testimonio del Padre Joaquín Alliende Luco; nació en 1935 en Santiago de Chile y fue ordenado sacerdote en 1961, no sólo es conocido como teólogo, sino también como poeta: ha publicado más de diez tomos de poesía y escrito los libretos de varias Misas para orquesta y cantatas e incluso traduce el Hacia el Padre (Himmelwärts) escrito por el Padre Kentenich en Dachau.

Gran amigo de Padre Hernán Alessandri con quien entra al seminario de los padres Schoenstatt al curso llamado Sicut Ventus (Como el Viento) y vivió las primeras etapas de Bellavista junto al Padre Kentenich y comprendió que el motor de ese fuego que encendía los corazones, era el Espíritu Santo.

Como un viento de Pentecostés; que irrumpe, que inquieta, que despierta; desde poeta, teólogo, orador, un joven con muchos sueños que ha sabido vivir cada día junto a una misión y legado especial que el P Kentenich le entrega, Schoenstatt.

A continuación los dejamos con su testimonio en 3 partes:

 

Primera Parte
El padre Joaquín nos relata su relación con el Padre Kentenich desde el Santuario, cómo lo conoce y sus primeros años en Bellavista junto al Padre Hernán Alessandri. Su visión desde pequeño de cambiar el mundo y que lo lleva a formar parte del segundo curso de seminaristas de Schoenstatt llamado Sicut Ventus (“Como el Viento”). Nos relata desde su mirada las pláticas del Padre Kentenich en Bellavista, la importancia del Santuario y del 31 de Mayo.

 

 

Segunda Parte
Están dispuestos a llevar Schoenstatt a todo Chile? Pregunta que le hace el Padre Kentenich al Padre Joaquín.
En esta segunda parte el padre Joaquín nos relata la importancia de la juventud y Schoenstatt; nos cuenta además sobre el Padre Kentenich y su paso por Milwaukee. La misión del 31 de Mayo es el espíritu de Bellavista; el padre Joaquín nos explica la importancia de la sacramentalidad del tiempo y lugar; como también la Coronación de la Mater en Bellavista y rescate del pueblo y piedad mariana desde Maipú. Nos explica la frase que escribiera Fritz Esser: Servus Mariae nuncuam peribit, su significado como grito pascual y resurreccional. La importancia de la vinculación al Padre desde sus raíces,  Bellavista como obligo de Schoenstatt y el Santuario como ombligo de Bellavista. La importancia de la vivencia, que es una captación y elaboración con el corazón de las verdades.

 

 

Tercera parte
En la última parte del testimonio el padre Joaquín nos comenta sobre Pentecostés y Bellavista; saber ir al origen siendo originarios. La relevancia del Santuario Cenáculo y quien hace fecundo al fundador y seguidores es el Espíritu Santo, santificador. Nos comenta el padre Joaquín que la misión de todos es vivir una Fidelidad.- desde la conservación pura, lozana, probada, victoriosa del primer amor.- por acción del Espíritu Santo y esto es Pentecostés. Por último nos cuenta sobre la Juventud del Carisma;  ser un sol joven que nace cada mañana para cada generación. Nos relata también sobre la bendición del Santuario y el significado del “Terruño”.